Laguna de Anteojos

Por Daniela Reyes, foto Lis Ramirez

Los lugares poco conocidos nos llenan de gran alegría, el poder descubrirlos y admirar su belleza paisajística nos hace sentir con libertad, con ganas de seguir explorando para admirar las maravillas que tiene nuestro país. Estar rodeado de mucha naturaleza, respirar un aire puro te desborda de paz y tranquilidad. Aquí te cuento un poco acerca de este extraordinario lugar para que cojas tu mochila y emprendas un viaje a vivir una gran experiencia.

Se encuentra en el alto páramo de la Cordillera Central, formando parte del Parque Nacional Llanganates, el sector que comprende el cantón Salcedo está conformado por alrededor de 50 lagunas entre ellas se destaca la Laguna de Anteojos por su singular forma que al ser dos lagunas separadas por una prolongación en la parte central hace alusión a los anteojos. Tiene aproximadamente 1.100 metros de largo por 290 metros de ancho y su temperatura bordea los 7°C que ayuda a albergar a diferentes tipos de plantas y animales. 

¿Cómo llegar?

Durante el trayecto a Salcedo puedes realizar varias paradas como en el Barrio de Anchiliví y continuar por la carretera Salcedo-Tena ubicada en el km 32 y avanzar hasta llegar al km 60, la zona se llama El Carmen. Durante la travesía podrás encontrar un sinnúmero de paisajes entre vertientes, flora y fauna del lugar, además admirar varias montañas si es que tienes la suerte de que el cielo esté despejado. 

Este recorrido lo puedes realizar en un 4×4 o camioneta, no es recomendable ir en un auto pequeño ya que, el camino tiene algunos baches que le pueden causar daños grandes a tu automóvil; el tiempo estimado hasta llegar a la entrada del Parque Nacional Llanganates es de 30 minutos y también hay la opción de tomar un bus que se tardará 45 minutos aproximadamente.

Al llegar al Parque tendrás que registrarte, recibir indicaciones por parte de los guardaparques, no tiene ningún costo y desde ese momento iniciará tu aventura recorriendo la naturaleza, disfrutando de la inmensidad del lugar, donde podrás observar animales del páramo.

Podrás elegir entre realizar senderismo para explorar el bosque nublado o montañas, pesca deportiva, pasear en caballo para llegar a las lagunas y tener un picnic al aire libre, ir de excursión por la selva hasta llegar al límite con el Tena, o acampar en zonas permitidas. Este lugar está lleno de sorpresas que te enamorarán.      

Recomendaciones:

Lleva ropa abrigada, zapatos cómodos para el senderismo, recoge la basura que generes, cámara fotográfica, binoculares, protector solar, un botiquín con lo necesario, hidratación, no atentes con la vida de los animales y plantas ¡recuerda que es su hábitat y tú estás de visita ahí!, y lo más importante acata las órdenes de los guardaparques para evitar accidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *